Ojo Verde

Pestañas espectaculares parte 1

Esta entrada constara de dos partes. En la primera descubriremos trucos para cuidar nuestras pestañas y en la segunda parte os recomendare unas cuantas mascaras muy recomendables 😉

¡Al lío!

Una de las partes primordiales de un buen maquillaje es sin duda la máscara de pestañas. La expresividad que aporta al ojo y como lo viste lo convierte en imprescindible y por eso vamos a darle la importancia que se merece. Cierto es que una buena máscara además de ofrecernos unos mejores resultados cuida y trata nuestras pestañas y eso siempre viene bien. En esta entrada vamos a hablar de como cuidar nuestras pestañas y como maquillarlas para conseguir un buen efecto y que nuestro maquillaje nos de los resultados que esperamos.

Empecemos por el principio

Lo primero que os quiero contar es que el cuidado y la higiene de los ojos es primordial, es muy importante no cometer errores que hagan sufrir a nuestras pestañitas, siempre y digo SIEMPRE amiguitas tenemos que demaquillarlas si las hemos maquillado al irnos a dormir, con agua micelar,con desmaquillador bifásico o si os da perecita con toallitas desmaquilladoras, pero limpitas a la cama.

Los remedios de la abuela

Hay varios trucos que podéis utilizar para que vuestras pestañas estén más fuertes, crezcan y se alarguen. Seguro que más de una vez lo habéis escuchado por que es consejo de toda la vida, hablo del aceite de ricino,y es cierto funciona. El aceite de ricino se obtiene de una planta, el ricinus communis y de sus semillas y se puede comprar en cualquier herbolario, en algunos grandes almacenes o por Internet sin moverse de casa. Os dejo aquí un enlace de uno con buen precio,especifico para pestañas que podéis comprar por Internet.

Otro remedio para lucir pestañón es aplicar vaselina pura con un cepillito que tengamos de cualquier rímel ya terminado, lo limpiamos bien y listo. Se le pueden añadir unas gotas de aceite de oliva virgen y mezclarlo con la vaselina para que sea más sencillo de aplicar antes de irnos a la cama.

Como casi todo en esta vida es cuestión de constancia, no sirve dárselo una noche y a las dos semanas otra vez, hay que ser constante para obtener los resultados esperados. Así que poneros a ello y ya me abanicareis con vuestras pestañas 😉 .

Tipos de cepillos y máscaras

Tipos de cepillo

Estos son los cepillos más comunes con los que nos podemos encontrar, aunque cada vez encontramos más variedades distintas como el cepillo en forma de reloj de arena que hace que las pestañas queden maquilladas totalmente de arriba a abajo o los pequeños redondos que son como una bolita con puntitas para dar precisión a las puntas de las pestañas. Así que cuando queráis comprar una máscara de pestañas con mirar esta foto ya sabéis lo que mejor se ajusta a vuestras necesidades.

Como aplicarlo

Tan importante como tener un buen producto es saber aplicarlo. Si no queremos que nuestras pestañas queden con más grumos que una papilla es conveniente no pasarnos con la cantidad de producto, otro error muy común al aplicar el rímel es mancharse la piel del parpado. Si eres como yo que dejas la máscara de pestañas como toque final del maquillaje te puede fastidiar todo el trabajo anterior, para evitar esto basta un poco de cuidado y tirar un pelín con un dedo del parpado superior a la altura de la ceja.  También puedes limpiar si te manchas con un bastoncillo mojado en agua micelar.

Hay que tener en cuenta que tipo de maquillaje queremos conseguir y para que momento. No es igual darse una capa por la mañana para ir a trabajar,que tener una fiesta(aunque oiga yo soy muy de respetar y me parece fantástico si se quiere ir a la oficina con un pestañón a lo Priscilla reina del desierto).

Ante un maquillaje discreto lo tenemos más fácil, únicamente con extender una capa en zig-zag de la raíz a la punta sería suficiente,si se quiere dar una segunda capa es conveniente hacerlo antes de que la primera seque para que no se formen grumos y se quede más unificada.

Si lo que queremos es un maquillaje más intenso o más impactante, debemos comenzar rizando las pestañas con un rizador, a continuación podemos aplicar una capa de polvos compactos cerrando bien los ojos para que no nos entre en ellos y después aplicar la primera capa de máscara, de este modo quedaran con más volumen. Si quieres que te queden ojos de muñequita también debes maquillar las pestañas inferiores con cuidado de no mancharte.

Si en algún momento os quedan grumos es conveniente tener un cepillo para peinar las cejas que nos servirá para eliminar el exceso de producto.

Aumenta el tráfico de tu blog

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *