Mascarilla

Remedios caseros

Buenaaaaas!!

Hoy os traigo unos remedios caseros perfectos para aprovechar los días que estamos pasando.

Lo primero de todo, pensar que esto pasará, recordar cosas bonitas vividas y en planes para cuando todos volvamos a estar a tope. El sol volverá a brillar, ya lo veréis………Y sin más vamos al lío.

 

Remedio para unas manos suaves

 

 

Como vamos a estar unos días en casa y viene bien seguir cuidándose, este remedio es sencillo y se puede hacer con ingredientes caseros, es una exfoliación e hidratación todo en uno para nuestras manos.

Pon tus manos juntas y pon en ellas un chorrito de aceite de oliva virgen y una cucharada de azúcar. Mézclalo y repártelo frotando por tus manos, por palmas y dorso. Hay que restregarlo y exfoliar suavemente las manos con ello. Tras tres o cuatro minutos frotando suavemente, lo podéis lavar y secar.

Es un remedio muy sencillo pero muy efectivo, deja las manos super suaves y además al ser totalmente natural no estamos dañando nuestra piel con ningún producto químico.

Una vez secas las manos tu valoras si necesitas aplicar crema en ellas o no, a mi se me quedan bastante suaves, pero si se tienen muy secas o estropeadas se puede aplicar crema después si se quiere.

 

 

Remedio para una cara perfecta

 

Os voy a dar dos opciones en función del tipo de piel.

 

 

Para pieles mixtas y grasas:

 

Mezcla 2 cucharadas de avena con tres cucharadas de yogurt natural y un poco de ralladura de naranja, muévelo bien y aplícalo sobre la cara limpia y seca.

Déjalo actuar 15 o 20 minutos y enjuaga, sécate bien y prepárate para decirle adiós a los brillos de tu piel.

 

Para pieles secas:

 

En un bol mezcla una yema de huevo y una cucharada generosa de miel, mézclalo con alegría y aplícalo en tu rostro, lo debes dejar actuar 20 minutos y lo aclaras con agua tibia, notarás la piel mucho más hidratada.

 

Mascarilla para el pelo

 

 

Esta mascarilla vas a dudar si dártela en el pelo o ponértela en una tostada, vamos a utilizar dos ingredientes muy hidratantes para que nuestro pelo se convierta en un melenón brillante y suave.

Mezcla dos o cuatro cucharadas de aceite de almendras o de oliva (en función del largo de tu pelo) y medio aguacate machacado, mezcla bien con un tenedor aplastando el aguacate y cuando tengas una mezcla homogénea aplícatelo en todo el pelo limpio, deja actuar durante media hora, después lo debes aclarar a conciencia para que no queden restos. Si lo repites una vez a la semana tendrás pelazo.

 

Espero que os animéis a probar alguna o todas o que al menos os entretengáis un rato leyéndome.

Hoy más que nunca un brazo muy fuerte para todo el mundo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *